Ubicación y contacto

Aquí empieza el encanto del local. En la plaza Primero de Mayo, el antiguo paseo del Mercado, una añeja plaza que preside el monumento a San Juan de la Cruz, se ubica esta taberna en una privilegiada zona cobijada por soportales de rancio sabor. El hecho de estar en esta plaza, supone por sí solo un placer. Las antiguas Casas Consistoriales, el antiguo convento de San Andrés y la majestuosa iglesia de San Pablo son las vistas que nos ofrece esta taberna. estar a 50 metros de la habitación donde murió San Juan de la Cruz es sin duda un privilegio. El local aprovecha y utiliza un lugar donde quedan vestigios de los centenarios «portalillos», añejos soportales ejemplos de una arquitectura perdida y con sabor que alberga los veladores y terraza.